Fascitis plantar: qué es y cómo tratarla - Clínica Narros
17133
single,single-post,postid-17133,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-7.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.4.4,vc_responsive

Fascitis plantar: qué es y cómo tratarla

fascitis_plantar_newsletter

09 Mar Fascitis plantar: qué es y cómo tratarla

Lo que conocemos como fascitis plantar no es más que una inflamación de la fascia plantar, una banda de tejido elástico que va desde la zona metatarsal (debajo de los dedos hasta el calcáneo.

La fascia plantar tiene una importante función biomecánica a la hora de caminar. Junto con otras estructuras del pie es la responsable de mantener el arco plantar, de absorber la energía de los impactos del pie contra el suelo y de proteger los metatarsianos entre otros.

La fascitis plantar, ¿un problema común?

Es un problema más habitual de lo que creemos. Suele aparecer a partir de los 45 años en las personas sedentarias, pero también es común entre los jóvenes que practican deporte. Según estudios, un 10% de la población la padecerá alguna vez en su vida

¿Cuáles son los síntomas de la fascitis plantar?

El síntoma más importante es un dolor agudo en la zona interna del talón, donde se inserta la fascia plantar. El dolor suele ser más intenso al levantarnos, ya que durante el reposo se acorta, necesitando más esfuerzo para hacer su trabajo. Una vez que hemos andado un poco, la fascia se estira y la molestia disminuye.

En los deportistas, especialmente en las fases iniciales, el dolor sólo aparecerá por la mañana y después de hacer deporte, pero sin impedirnos realizar la actividad deportiva. Es importante tomar medidas nada más aparezcan los síntomas, porque si se agudiza la fasciitis nos podría suponer limitaciones muy importantes a la hora de caminar o estar de pie.

¿Cómo solucionarla?

El tratamiento más habitual es la combinación de antiinflamatorios con fisioterapia, con la idea de reducir la inflamación en la fase aguda.

En una segunda fase hay que realizar un estudio de la marcha y valorar si la forma de pisar del paciente tiene relación con la fascitis. En caso de que así sea, es necesario el diseño y fabricación de una plantilla personalizada que permita destentar la fascia, para que una vez superada la fase aguda se pueda reiniciar la actividad con menor posibilidad de recaída.

Una vez pasada la fase aguda, es importante que se adopten unos hábitos correctos sobre estiramientos y el uso de calzado, ya que ambos factores serán determinantes.

¿Vale cualquier estudio biomecánico de la pisada?

Queremos destacar que aunque en la actualidad hay una amplia oferta de estudios biomecánicos de la pisada, no todos son válidos: los que se ofrecen en algunas tiendas de deporte, por ejemplo, están encaminados a vendernos la zapatilla más indicada para nosotros, sin tener validez clínica ninguna.

Nuestro consejo es que acudas a una clínica podológica especializada como la nuestra, donde podrás encontrar los medios y profesionales cualificados que necesitas.

Sin comentarios

Los comentarios están cerrados.